14.8.12

Asonantes

Héroes y súpermuñecas apoderándose del acuático maniático esquizofrénico sabor a uva vino y chela y esto es un cuento para niños. De aspecto tan volátil y hermoso, con horror alzó sus cejas preguntándose si tendría edad para tomar vino y luego se le olvidó y luego se preguntó si tendría edad para comer papas fritas; "¡papas fritas quiero, papas fritas llovieron!". Y papas fritas cayeron de las nubes acuosas y confundidas y en patatas la muñeca fue sepultada, y murió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario